Skip to content

Extracción

extraccion
La extracción
La extracción por solvente es la técnica de separar un compuesto de una mezcla sólida o líquida, aprovechando las diferencias de solubilidad de los componentes de la mezcla en un solvente adecuado. Es una de las técnicas de separación de compuestos más utilizadas en el laboratorio químico.

En un laboratorio químico, es común utilizar mezclas complejas de diferentes compuestos. Casi cada vez que se lleva a cabo una reacción de preparación de un compuesto dado, es necesario separar este producto de la mezcla de reacción donde puede haber subproductos formados en la reacción, sales u otras impurezas. Así, en el laboratorio químico, la separación y purificación del producto deseado son tan importantes como la optimización de su síntesis, lo que significa que, además de mejorar las condiciones de reacción buscando un alto rendimiento en la formación del producto deseado, se deben considerar procesos de separación eficientes que permitan la máxima recuperación del producto de la mezcla de reacción. La extracción es una de las técnicas más útiles para ello.

Extracción química 

La extracción es la técnica utilizada para separar un producto orgánico de una mezcla de reacción o para aislarlo de sus fuentes naturales. Puede definirse como la separación de un componente de una mezcla por medio de un disolvente.

En la práctica se utiliza ampliamente para separar los compuestos orgánicos de las soluciones acuosas o suspensiones en las que se encuentran. El procedimiento consiste en agitarlos con un disolvente orgánico inmiscible con agua y dejar que ambas capas se separen. Los diferentes solutos presentes se distribuyen entre las fases acuosa y orgánica, según sus solubilidades relativas.

Así, las sales inorgánicas, prácticamente insolubles en los disolventes orgánicos más comunes, permanecerán en la fase acuosa, mientras que los compuestos orgánicos que no forman puentes de hidrógeno, insolubles en agua, se encontrarán en la fase orgánica.

Métodos de extracción

La extracción es la técnica más utilizada para separar un producto orgánico de una mezcla o de una fuente natural; también puede definirse como la separación de un componente de una mezcla por medio de un disolvente.

Este método separa el producto deseado y deja los subproductos en la mezcla o extrae los subproductos y deja el producto principal. Para ello, es necesario tener en cuenta la regla de solubilidad que dice “Similar dissolves similar”, es decir, que los solutos polares sólo pueden disolverse en disolventes polares y los disolventes no polares en disolventes no polares.

Los métodos de extracción pueden ser de dos tipos: Extracción discontinua y continua.

La extracción discontinua, también llamada extracción líquida – líquida, consiste en la transferencia de una sustancia de una fase a otra, que tiene lugar entre dos líquidos no miscibles. Las dos fases líquidas de una extracción son la fase acuosa y la fase orgánica.

En este caso el componente se disuelve en el disolvente A (generalmente agua) y para extraerlo se utiliza un disolvente B (un disolvente orgánico como el éter etílico, el benceno, etc.) que son inmiscibles entre sí. Los disolventes A y B se agitan en un embudo de separación y se dejan reposar hasta que se separan las dos fases o capas, permitiendo que el compuesto presente se distribuya en las capas de acuerdo con sus solubilidades relativas.

La extracción continua, también llamada extracción sólido-líquido, consiste en la separación de uno o más componentes de una mezcla sólida por medio de un solvente líquido. Tiene lugar en dos etapas; hay un contacto del solvente con el sólido que transfiere el componente soluble (soluto) al solvente. Este proceso puede realizarse a temperatura ambiente (precolación) o en caliente, en este caso para evitar la pérdida de disolventes, la ebullición se suele realizar con reflujo.

En la segunda parte hay una separación de la disolución del resto del sólido. Una vez que el solvente ha sido saturado, se separa del sólido restante, generalmente por filtración.

Extracción química ejemplos

La extracción es la acción de extraer, es decir, el movimiento de la materia de un punto a otro. En la extracción muchas veces es necesario mover una materia que forma parte de otro conjunto.

De ejemplos que podemos mencionar:

  • Extracción de petróleo.
  • Extracción de un diente.
  • Extracción de agua de un depósito.
  • Extracción de oro
  • Extracción de aguas residuales.
  • Extracción de sal del agua salada.
  • Separación de agua y aceite.
  • Extracción de diferentes minerales del petróleo.
  • Extracción de un órgano.
  • Extracción de cenizas volcánicas.
  • Extracción de humos y vapores.
  • Extracción de calor.
  • Extracción de peces.
  • Extracción de mercurio en agua.
  • Extracción de sangre del cuerpo.

Imágenes de extracción

extraccion

extraccion

Vídeos de extracción